MANUAL PRÁCTICO DE LAS MANIFESTACIONES ESPIRITISTAS

Allan Kardec

Volver al menú
FLUIDO O FLUIDICO: opuesto a sólido: calificación dada a los Espíritus por algunos escritores, para caracterizar su naturaleza etérea. Se dice: los Espíritus fluídicos. Nosotros creemos que esta expresión es impropia, porque resulta un pleonasmo; poco más o menos que si se dijera aire gaseoso. La palabra Espíritu lo dice todo; encierra en sí misma su propia definición; despierta necesariamente la idea de una cosa incorpórea. Un Espíritu que no fuera fluídico, no sería Espíritu. Esta palabra tiene, además, otro inconveniente, que es el de asimilar la naturaleza de los Espíritus a nuestros fluidos materiales; retrae demasiado la idea de laboratorio.
Espere, Cargando...