MANUAL PRÁCTICO DE LAS MANIFESTACIONES ESPIRITISTAS

Allan Kardec

Volver al menú
No son, ni lo bastante buenos para hacer el bien, ni lo bastante malos para hacer el mal: se inclinan igualmente hacia el uno y hacia el otro, y no se elevan por encima de la condición vulgar de la humanidad; tanto en lo moral como en lo inteligente. Están apegados a las cosas de este mundo del que echan de menos los goces groseros.
Espere, Cargando...